Noticia: Revilla augura “mucho futuro” a Quesos de Ruesga por su apuesta por la tradición y la calidad

El presidente visita las instalaciones de esta quesería que elabora sus productos a partir de leche de ganado local con denominación de origen protegida

Santander – 04.08.2021

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, junto con el consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermo Blanco, ha visitado hoy las instalaciones de la empresa Quesos de Ruesga, ubicada en la localidad de Valle, a la que ha augurado “mucho futuro” gracias a su apuesta por la tradición y la calidad.

Revilla ha señalado que esta empresa, liderada por los hermanos Mario y Gabriel Peña, es un “ejemplo” de actividad dinamizadora de las zonas rurales que genera valor añadido a la leche de Cantabria, “la mejor del mundo”. Asimismo, ha reiterado la importancia del sector agroalimentario regional, que mueve alrededor de 1.500 millones de euros anuales y es un activo fundamental para luchar contra la despoblación.

A su juicio, en Cantabria se dan todas las condiciones para vivir “cómodamente” en los pueblos y cree que la pandemia ha provocado un cambio de mentalidad al respecto. Otra de las consecuencias positivas que extrae el presidente de la crisis sanitaria es que la sociedad ha vuelto a “redescubrir” el sector primario, que ha garantizado en todo momento el suministro alimentario.

Revilla ha defendido la diferencia de precio que pueden tener productos como los que comercializa Quesos de Ruesga a través de sus dos marcas, La Estela y Peña Quebrada. “Esto es otro nivel. Esta gente lleva la tradición de las venas y trabaja con los mejores productos naturales, y eso naturalmente tiene que ser un poco más caro”, ha dicho.

Finalmente, ha felicitado a los empresarios y les ha trasladado el apoyo del Ejecutivo regional de cara al futuro.

Por su parte, Mario y Gabriel Peña han agradecido la visita del presidente y del consejero y han subrayado el esfuerzo realizado para sacar adelante una empresa que se encontraron cerrada y que lograron “reenganchar” en el mercado gracias a dos claves: el uso de materias primas locales de calidad y una elaboración “meticulosa” en la que la mano humana interviene en todo el proceso productivo.

“No podemos ofrecer el mismo precio, pero sí la garantía de que quien nos prueba se queda con nosotros”, han apuntado.

En la visita también han estado presentes, entre otros, los alcaldes de Ruesga, José Ramón Ochoa, y de Arredondo, Leoncio Carrascal, quien, a su vez, es el presidente de la Red Cántabra de Desarrollo Rural, así como la directora general de Pesca y Alimentación, Marta López, y el director de la Oficina de Calidad Alimentaria de Cantabria (ODECA), Fernando Mier.

Queso con denominación de origen

Con una gran tradición en Cantabria, Quesos de Ruesga ofrece una gran variedad de quesos, tortucas pasiegas, estelucas y mantequillas, para lo que utiliza leche suministrada por la cooperativa Valles Unidos del Asón con certificado de calidad. La empresa transforma al día en torno a 4.000 y 5.000 litros de leche y el año pasado fabricó, dentro de la Denominación de Origen Protegida (DOP), cerca de 35.000 kilogramos de queso, elaborados con un total de 334.708 litros de leche.

Dispone de unas modernas instalaciones, en las que trabajan 6 operarios, y basa su modelo de negocio en la conjunción de la innovación y la tradición para ofrecer al cliente un producto de alta calidad. Además de tener su propio punto de venta directa en la quesería, distribuye fundamentalmente por la zona oriental de la región y está presente en algunas de las principales cadenas de alimentación.

La fábrica tiene sus orígenes en el valle de Ruesga, concretamente en la familia del reconocido quesero Julio Cortázar Ortiz, pionero en la década de los 80 con la antigua marca ‘Quesos de Cantabria’. Este maestro artesano posteriormente construyó las actuales instalaciones en el barrio La Veguña, instalaciones que, tras pasar por varios propietarios, hoy regentan los hermanos Peña, oriundos de Espinosa de los Monteros (Burgos) y descendientes de la familia propietaria de la mantequería ‘Las Nieves’, con más de 60 años de historia.

Anexos:

16000083