Visor de contenido web

Revilla se compromete a indemnizar los vacíos sanitarios en 3 meses y solicitará a la ministra que se flexibilicen los sacrificios

El presidente se ha comprometido también con el sector a darle voz en la elaboración de la orden de ayudas a la reposición, a convocar en un mes la Mesa Láctea y a hacer campaña contra el "disparate" de las macrogranjas

Santander - 07.03.2017

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, se ha comprometido con el sector ganadero a hacer frente al pago de las indemnizaciones por vacío sanitario en 3 meses y ha asegurado que hoy mismo va a solicitar una reunión con la ministra de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, para que se flexibilicen los sacrificios ante un caso de positivo en una estabulación y se incrementen los baremos actuales de compensación por animal sacrificado.

Este es uno de los varios compromisos que el presidente cántabro ha asumido hoy con los representantes de las organizaciones ganaderas en el encuentro que, junto con el consejero de Medio Rural, Pesca y Alimentación, Jesús Oria, ha mantenido  en la sede de Peña Herbosa para analizar los principales problemas del sector, en especial el tema de los vacíos sanitarios.

Revilla ha recordado que se trata de una decisión totalmente ajena a Cantabria que viene dada por la "draconiana" normativa procedente de Europa, que -ha añadido- "no entiende que el mantenimiento del sector primario es la manera de mantener la vida y la población en las zonas rurales".

Pese a reconocer que hay normas que no comparte, como es el caso de los vacíos sanitarios, el presidente ha asegurado que el cumplimiento de la ley es una "prioridad absoluta" para el Gobierno. Sin embargo, defiende que tiene que haber una "cierta flexibilidad" cuando se detecta un animal enfermo por brucelosis y que, "aplicando todas las garantías de aislamiento", no sea necesario sacrificar a todos los animales, que supone un "deterioro económico muy importante" para los ganaderos.

Esto es lo que Revilla quiere plantear a la ministra Tejerina, además de que se incrementen unas indemnizaciones que de antemano considera "muy bajas".

Por otro lado, el jefe del Ejecutivo, a petición de los ganaderos y por considerarlo "razonable", se ha comprometido también a dar voz al sector en la elaboración de la orden de ayudas a la reposición en la que trabaja el Gobierno de Cantabria. Así, ha mediado para que representantes de las diferentes organizaciones se reúnan el próximo martes con la directora general de Ganadería, Beatriz Fernández, para abordar la elaboración de esta orden cuyo objetivo es contribuir a que quienes quieran seguir en el sector después de haber sufrido un vaciado puedan hacerlo.

Convocatoria de la Mesa Láctea y "campaña" contra las macrogranjas

Los otros dos compromisos que el presidente ha adquirido en el encuentro de hoy han sido, por un lado, convocar en un mes una reunión de la Mesa Láctea y, en segundo lugar, iniciar una "campaña pública" en contra de macrogranjas como la que se proyecta en Soria.

En la reunión de la Mesa Láctea se tratará, entre otras cuestiones, el "temor" que hoy Revilla ha percibido en los ganaderos a que con la llegada de la primavera se introduzca una rebaja del precio de la leche. El presidente, ante la imposibilidad legal de fijar un precio para el litro de leche, quiere igualmente trasladar esta preocupación tanto a las empresas como a la ministra para que procurar que se mantenga un "precio digno" y que los productores puedan seguir subsistiendo.

Además, en respuesta a otra de las peticiones del sector, ha asegurado que el Gobierno va a intensificar las campañas de promoción de la calidad de la leche de Cantabria.

Finalmente, en cuanto a las macrogranjas, el jefe del Ejecutivo opina que autorizar este tipo de explotaciones es un "disparate" y constituye "uno de los ataques más graves a la ganadería de este país". A su juicio, se trata de "verdaderas fábricas" que van en contra de la filosofía de mantener, como en Cantabria, la ganadería ligada a la tierra y pone en serio riesgo a las explotaciones tradicionales.

Esperanza en el sector ganadero

Por su parte, Pedro Gómez, presidente de ASAJA Cantabria, en representación del sector ganadero, se ha mostrado esperanzado por el resultado de este encuentro con el presidente y el consejero. Según ha destacado, hoy se han conseguido compromisos que "hacían falta ya" y que pueden ser los "cimientos para que la ganadería de Cantabria tenga futuro".

Sobre el cobro de todos los vacíos sanitarios antes de los tres meses, ha señalado que es un "compromiso de justicia" para el sector, a lo que se añade la garantía de reposición de la explotación en el mismo plazo. Igualmente, ha abogado por dar mayor seguridad a las pruebas para garantizar que ningún animal sano sea sacrificado e impulsar los estudios técnicos necesarios para analizar la situación de Cantabria en relación a otros territorios.

Pedro Gómez ha mostrado su satisfacción por que el Gobierno afronte en los próximos presupuestos las cantidades adeudadas al sector ganadero, que databan de 2009 y 2010, y que no fueron solventadas por el anterior Gobierno regional, y por el compromiso de retomar un plan de recría durante el ejercicio 2018, una iniciativa "buena" que fue eliminada "en contra del sector" y que puede dar un "valor añadido" a la ganadería de vacuno, tanto de leche como cárnico.

El representante de ASAJA ha destacado la importancia también de convocar la Mesa Láctea para tratar un precio de la leche justo que cubra los costes de producción. "Lo contrario sería destruir a un sector que es importantísimo para Cantabria", ha remarcado.

Por último, el sector ha trasladado al presidente la posición unánime del sector contra el proyecto de macrogranja prevista en Soria, un modelo que "no está basado en la tierra".

 

4641979